Educar hoy y mañana

Educar hoy y mañana. Una pasión que se Renuevaes el lema planteado en el Congreso Internacional de Educación Católica, celebrado el pasado mes de noviembre en Roma. Asume el desafío que implica educar hoy, proyectando un futuro, impregnado de incertidumbre y esperanza, desde una pasión que nos invita a renovarla, constantemente, para lograr evangelizar a lo más profundo del corazón de los estudiantes.

Este mes de febrero queremos acercarnos a cuatro puntos expuestos en la Síntesis Conclusiva del Congreso: identidad y misión, los sujetos que interactúan en la educación católica, la formación de los formadores y los grandes desafíos. Siempre teniendo presente a los destinatarios de nuestra misión educativa, los niños y los jóvenes, quienes confían en nuestro trabajo y entrega: ¿Sentimos que estos cuatro puntos los atendemos en nuestra realidad?, ¿qué aspectos incluiríamos en los grandes desafíos?, ¿en la institución educativa que trabajo se está proyectando o planeando profundizar estos aspectos?

Seguramente hay muchos desafíos y aspectos por atender. Según esta reflexión, la misión educativa católica brota de la identidad de nuestra Iglesia como tesoro que se comparte y se recibe como don. Este tesoro se vive dentro de la comunidad educativa y en todos los que creemos y confiamos en este gran proyecto, y que apostamos también por afectar y ayudar al contexto social y cultural. En esa comunidad educativa se está consciente del papel que tenemos los educadores, por ello nuestra formación es parte de las prioridades, así como la tarea de brindar una educación integral que busque profundizar la fe y atender a las periferias.

Llevamos y compartimos una misión. Deseamos que este documento ilumine nuestra tarea, nuestros sueños y proyectos. Por ello compartimos las palabras de Mireya Escalante, profesora con una amplia trayectoria en Fe y Alegría, quien nos brinda sus reflexiones sobre los desafíos. Y un vídeo con unas palabras del Papa Francisco en la clausura del Congreso Internacional.

Necesitamos, como bien nos dice nuestra entrevistada, odres nuevos para este vino nuevo que quiere ser la educación católica. Que estas experiencias, acompañadas de discernimiento y oración, nos sigan inspirando.​

Anuncios

Llamados a la Misión Educativa de la Iglesia

Para este tiempo, queremos invitarlos a reflexionar sobre la misión educativa que llevamos desde la Iglesia para humanizar la sociedad y de cómo seguir profundizando en la tarea de enseñar la buena noticia, tal y como lo hicieron los discípulos  y dar continuidad al seguimiento del “maestro”.  Les proponemos hacerlo desde el artículo del P. José Ramón Busto Saiz, SJ sobre La enseñanza, misión de la Iglesia,  publicado por Salterrae, en noviembre de 2014. Comprender que la labor educativa de la Iglesia no sólo se entiende desde el catecismo, sino se concibe como todo proceso educativo en la “búsqueda y transmisión de la verdad y la capacitación del discípulo para conocer el bien y ponerlo en práctica. La Iglesia tiene no solo el derecho, sino, sobre todo, el deber de ponerse al servicio de la humanización del hombre mediante la investigación científica y la educación, como ha venido cumpliendo desde sus orígenes”. Como educadores,  tomando lo anterior en consideración, reflexionemos sobre nuestra práctica educativa: ¿percibimos que la enseñanza que damos desde nuestras instituciones contribuyen a la búsqueda de la verdad y hacer el bien, transformar el mundo, como un modo de reproducir la imagen de Dios?; ¿Cómo vivimos el diálogo entre fe y ciencia?; ¿Nuestra labor está comprometida en la búsqueda del bien y de la justicia?

Les compartimos la entrevista realizada al P. Daniel Figuera, SJ, Rector y Director del Colegio Gonzaga en Maracaibo, quien comenta el impacto que ha tenido la evangelización a través de la educación y la misión educativa de la Iglesia en Venezuela: “La educación católica busca la plenitud humana. La plenitud de cada persona en particular; la plenitud del conjunto y el orden de nuestras relaciones. Para los cristianos el modelo de plenitud es Jesús, su vida y su palabra que se encuentran narradas en los evangelios”

También acompañamos esta reflexión con dos videos donde se comparte el impacto que tiene la Iglesia en la transformación y humanización de la sociedad, asumiendo que el desafío continúa y que cada tiempo va demandando dedicación, entrega y oración.

Desafíos de la Educación Católica

En este doble número correspondiente a julio y agosto 2014, invitamos a reflexionar sobre el documento de trabajo propuesto por la Congregación para la Educación Católica titulado “Educar hoy y mañana, Una pasión que se renueva” (Ciudad del Vaticano, 7 de abril 2014), el cual trata sobre los desafíos que tienen las instituciones de educación católica en estos tiempos. Es una iniciativa que prepara el Congreso Mundial que se tendrá en el 2015 sobre la Educación Católica, año en que se celebra el 50º Aniversario de la Declaración “Gravissimum educationis” referente a la educación cristiana y del 25º de la Constitución Apostólica “Ex corde Ecclesiae” sobre las universidades católicas.

Invitamos a cuestionarnos a la luz del documento de trabajo que nos propone la Iglesia para reanimar nuestro actuar como educadores católicos. En particular, sobre los desafíos en cuanto a la identidad, las comunidades educativas, el diálogo, la sociedad de aprendizaje, mantener la educación integral y la optimización de recursos; también los desafíos frente a la formación religiosa, a la pastoral y los contextos en los que se desarrollan las escuelas.
Sobre este interesante texto, ofrecemos dos entrevistas: al Prof. José Luis Andrade de la AVEC y a la Hna. Mariana Guinand, religiosa concepcionista, quienes abordan desde su punto de vista, varias de las temáticas trabajadas en el documento. También compartimos un video que repasa mucho de la realidad de nuestro mundo y la cultura de hoy, desde donde nos alienta, con esperanza y fe, a recobrar el sentido de nuestro papel de educadores católicos, como maestros, profesores, padres y madres de familia.

Para profundizar a nivel personal y grupal sobre el tema, proponemos las siguientes preguntas: ¿cuáles son los aspectos más positivos de nuestra experiencia en las escuelas católicas?, ¿se promueve en las escuelas católicas el diálogo interreligioso e intercultural?, ¿se involucran a todos los actores que hacen vida en la comunidad educativa?, ¿cuáles son aquellos desafíos que se hacen presentes y más exigentes en nuestro contexto nacional y más en particular en la institución donde trabajamos o se educan nuestros hijos?

Invitamos, con palabras del Papa Francisco, que aparecen citadas en el documento de trabajo, a vivir desde nuestra vocación educadora, estos tiempos de necesaria renovación.

“No os desalentéis ante las dificultades que presenta el desafío educativo. Educar no es una profesión, sino una actitud, un modo de ser; para educar es necesario salir de uno mismo y estar en medio de los jóvenes, acompañarles en las etapas de su crecimiento poniéndose a su lado. Donadles esperanza, optimismo para su camino por el mundo. Enseñad a ver la belleza y la bondad de la creación y del hombre, que conserva siempre la impronta del Creador. Pero sobre todo sed testigos con vuestra vida de aquello que transmitís. Un educador […] con sus palabras transmite conocimientos, valores, pero será incisivo en los muchachos si acompaña las palabras con su testimonio, con su coherencia de vida. Sin coherencia no es posible educar. Todos sois educadores, en este campo no se delega. Entonces, es esencial, y se ha de favorecer y alimentar, la colaboración con espíritu de unidad y de comunidad entre los diversos componentes educativos. El colegio puede y debe ser catalizador, lugar de encuentro y de convergencia de toda la comunidad educativa con el único objetivo de formar, ayudar a crecer como personas maduras, sencillas, competentes y honestas, que sepan amar con fidelidad, que sepan vivir la vida como respuesta a la vocación de Dios y la futura profesión como servicio a la sociedad”

Formar para el compromiso

Para este mes de junio, invitamos a “formar para el compromiso”. A ser educadores que busquen transformar a la persona, que puedan acompañarla según el proyecto de Jesús, a reencontrarse con los fundamentos de la educación, a dejarse interpelar y generar distintas acciones que busquen la formación de personas comprometidas. En palabras de Pérez Esclarin: “formar para el compromiso no puede significar otra cosa que formar para continuar el proyecto iniciado por Jesús de establecer el Reino del Padre”.

Ofrecemos para esta reflexión, el texto completo de Antonio Pérez Esclarín: Formar para el compromiso. La invitación es abierta y necesaria: “Es hora que los educadores cristianos, seguidores de Jesús, hagamos nuestra la compasión de Dios y tratemos de incorporarla a nuestras vidas, en nuestras relaciones, en nuestras prácticas educativas, en nuestros centros de trabajo”. Para acompañar este interesante texto encontrarán palabras del P. Jesús Orbegozo, Rector del Colegio San Ignacio. Y también dos videos sobre el significado de educar y una exposición de Antonio Pérez Esclarín en las instalaciones del Diario Panorama.

Proponemos las siguientes preguntas para seguir profundizando sobre el tema: ¿Estamos realmente comprometidos con una educación orientada a transformar personas para transformar el mundo, al estilo de Jesús? ¿Nos perciben así los compañeros y alumnos? ¿Cómo alimentamos nuestro compromiso por irnos haciendo cada día mejores educadores? ¿Qué pasaría en el mundo si los cristianos empezáramos a tomar en serio el evangelio y si los educadores nos comprometiéramos a construir sobre él, currículos, relaciones y prácticas, de modo que cada centro educativo se vaya configurando como un pequeño anticipo del Reino?

Introducción a la Espiritualidad Ignaciana

Bienvenido a la edición de noviembre de nuestra publicación en el blog de la Comunidad Virtual de Educadores Católicos, donde hemos escogido la temática: “Introducción a la Espiritualidad Ignaciana”

El texto que presentamos es “Espiritualidad Ignaciana“. Nociones Fundamentales. Javier Quirós, SJ”, tomado del libro de Carlos Vásquez (2006): Propuesta Educativa de la Compañía de Jesús. También compartimos una reflexión del Padre Alfredo Infante, SJ, quien nos deleita con una carta figurada dirigida a los educadores escrita por San Ignacio de Loyola que llamó “sorbitos ignacianos”.

Hemos seleccionado un vídeo sobre la Espiritualidad Ignaciana, donde se resaltan algunos rasgos fundamentales.

Acompañamos estos recursos con las siguientes preguntas para ayudar la reflexión: ¿Cuál es el centro de esta experiencia espiritual?, ¿Cuáles son los rasgos característicos de la Espiritualidad Ignaciana?, ¿A qué nos invita como educadores?

Didáctica de la Formación de la Fe

Este mes de junio hemos escogido como temática de nuestra publicación en el blog de la Comunidad Virtual de Educadores Católicosla Didáctica de la Formación de la Fe como cierre de los temas: La ERE y su futuro” y  “La Inteligencia Espiritual en la formación integral que tratamos en las ediciones de Marzo y Mayo. Queremos finalizar esta serie, ofreciendo una respuesta a la pregunta surgida, luego de comprender y valorar la importancia de la Formación Religiosa y Espiritual: ¿cómo formar lo religioso – espiritual en nuestros estudiantes?

Para ello, presentamos un texto sobre la Didáctica de la Formación de la Fe elaborado como insumo de lectura para el Programa de Formación Pastoral para educadores de las obras de la Compañía de Jesús en Venezuela y una entrevista donde reunimos algunos pareceres de personas que se encuentran en la práctica pastoral en colegios. Adicionalmente, se presenta un extracto del mensaje del Papa Francisco dirigido a los niños y jóvenes estudiantes de las escuelas jesuíticas de Italia y Albania, en la reciente audiencia del 7 de junio en Roma.

Les invitamos a la lectura y reflexión de ambos aportes, teniendo en cuenta las siguientes preguntas para orientar la reflexión personal: ¿En qué ha de enfocarse la formación de fe para lograr su finalidad en la educación de los estudiantes? ¿Qué necesita tomar en cuenta un educador para desarrollar su propia didáctica para formar en la fe? ¿Con qué medios contamos para empezar a construir una mejor práctica pedagógica en el aula de clase?

Por último, en la sección correspondiente a vídeos, presentamos un insumo con imágenes sobre prácticas pastorales que pueden ayudar para la formación de la fe.

La “ERE”, su presente y futuro…

Este mes de marzo hemos escogido como temática de nuestra publicación en el blog de la Comunidad Virtual de Educadores Católicos,  La “ERE”, su presente y futuro…

Ofrecemos como punto de partida la ponencia, en vídeo, de la Dra. María E. Gómez Sierra sobre la Identidad de la clase de Religión en la sociedad de la desconfianza, presentada en el I Congreso Internacional “ERE”, realizado en marzo de 2012 en España.

También ofrecemos el comunicado del Cardenal Urosa Sabino sobre LA ENSEÑANZA RELIGIOSA EN LAS ESCUELAS, un inmenso bien y un derecho adquirido realizado en agosto de 2009, en el marco de la aprobación de la nueva Ley de Educación.

Les invitamos a revisar estos aportes, teniendo en cuenta las siguientes preguntas para orientar la reflexión personal: ¿Cuál es el significado de la presencia de la Educación Religiosa Escolar? ¿Tiene sentido que nuestros niños, niñas y adolescentes se formen hoy como cristianos? ¿Qué implicaciones tiene la ERE para la formación integral de la persona y a qué nos convoca como educadores o constructores de humanidad?

La entrevista que presentamos en esta ocasión es al Lic. Jonás Berbesí, Coordinador del Área de Pastoral de CERPE, sobre la ERE, sus aportes y necesidades en Venezuela.

Aprovechamos también para recomendar la visita a la página web: http://www.cerpe.org.ve/pastoral.html donde se reúnen diversos materiales relacionados con la ERE.

“La educación se presenta hoy como una tarea compleja, vasta y urgente. La complejidad actual corre el riesgo de hacer perder lo esencial, es decir, la formación de la persona humana en su integridad, en particular por cuanto concierne a la dimensión religiosa y espiritual” Benedicto XVI (Carta circular a los Presidentes de las Conferencias Episcopales sobre la ERE. Roma, mayo de 2009)